lunes, 14 de agosto de 2017

Pulsera detectora de ataques epilépticos



La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica que se caracteriza por convulsiones recurrentes y que afecta, actualmente, a casi 65 millones de personas en el mundo y a más de 100.000 en Bolivia, según datos de 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las convulsiones son sucesos breves de contracciones musculares que pueden llegar a afectar una parte del cuerpo o su totalidad. Las crisis epilépticas se producen por cambios físicos en las células cerebrales y afectan funciones como el movimiento y el comportamiento de la persona que las padece, se lee en socialmediatica.com.

Fue precisamente para detectar cuándo se producirán estos ataques epilépticos que la tecnología creó la pulsera inteligente Embrace, diseñada por un grupo de ingenieros del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts). “Esta detección se da gracias a la capacidad que tiene el dispositivo de medir la actividad electrodérmica del paciente por medio de un sensor, un giroscopio, acelerómetro, así como un termómetro”, se lee en la misma página.

Gracias a esos sensores, el dispositivo medirá tanto el movimiento como los síntomas fisiológicos a través del pulso del usuario y enviará una alarma a las personas que hayan sido designadas para socorrer al afectado.

Además de eso, “una llamada automatizada también alertará a los médicos cercanos mediante un sms, que la persona que tiene un ataque necesita atención”, según mediatrends.es.

Esta pulsera de metal y cuero, de diferentes colores, funciona como un reloj inteligente y un dispositivo médico que puede adaptarse a cualquier muñeca o tobillo, y no solo es para detectar ataques epilépticos, sino también para monitorear el estrés fisiológico, el sueño, la excitación emocional, el riesgo cardiaco y la actividad física, según ambos portales.

La pulsera Embrace puede adquirirse en su página web (store.empatica.com) a un precio aproximado de $us 250. La empresa asegura el envío del dispositivo a cualquier país.

Características de la pulsera embrace

Sensor PPG

Mide el volumen de sangre del pulso y otras funciones cardiovasculares.

Acelerómetro de tres ejes

Captura la actividad basada en el movimiento.

Sensor de actividad lectrodérmica

Mide la excitación del sistema nervioso simpático.

Pila

Registra la temperatura periférica de la piel.

Fuentes: socialmediatica.com, mediatrends.es

Fotos: formato7.com, socialmediatica.com

lunes, 7 de agosto de 2017

Skully AR-1

Diseñan el primer casco de moto con realidad aumentada del mundo, se llama Skully AR-1. Gracias a la realidad aumentada se abren múltiples posibilidades y el mundo del motociclismo parece ser una nueva opción.

Está disponible en Indiegogo, una de las webs de crowdfunding más populares del mundo. La recaudación está siendo muy exitosa, sobrepasando por mucho la financiación necesaria para comenzar la producción del Skully AR-1, el casco de moto con realidad aumentada.

Actualmente este tipo de proyectos innovadores y aventurados recurren al crowdfunding como forma de financiarse. Les permite una mayor independencia y también mayores ingresos, dependiendo de la cantidad de gente a la que consiguen convencer.

No son pocos los que quieren un casco inteligente, hay unos 1940 valientes que han puesto su dinero para financiarlo. Lo hacen habiendo visto un vídeo y las pocas características desveladas del mismo, como el GPS integrado en pantalla, la reproducción de música en streaming o la conectividad Bluetooth con el celular.

Se trata de un casco de moto que no sólo cuenta con realidad aumentada, sino con todo tipo de características que facilitan la comunicación y seguridad a la hora de conducir tu motocicleta, claro que escuchar música cuando vas en moto no es lo más seguro del mundo.

Por lo demás, los creadores del casco Skully AR-1 comunican que cumple con todos los requisitos de seguridad para ser homologado a nivel internacional, como el visor antirreflejos y tamaños que van desde la talla S hasta la XXL.

sábado, 5 de agosto de 2017

La impresión 3D resucita obras de arte en China



Parecen reliquias de una época pasada pero esa enigmática cabeza de buda de la dinastía Tang o la colección de soldados de la era Quin son en realidad reproducciones creadas en una pequeña empresa del norte de China con impresoras 3D. En Xian, capital de la provincia china de Shaanxi (noroeste), cuna de los Guerreros de terracota y de la milenaria Gran Pagoda del Ganso Salvaje, un estudio usa la tecnología de impresión en 3D para imitar el arte antiguo.


"Todos los intrincados detalles del diseño original se reproducen en un molde 3D", contó a la AFP Xi Xin, presidente de la empresa Xian Chizi Digital Technology.
"Los humanos pueden no ser capaces de reproducir todo lo que quieren en el diseño, pero la impresora puede hacerlo todo", indicó.


La empresa, que vende sus productos en tiendas de museos y a coleccionistas, es uno de los negocios que se están beneficiando de la incursión china en la impresión en tres dimensiones, una industria que crece deprisa y que se incorporó a la estrategia nacional manufacturera del país.

"En los últimos cinco años, la industria de la impresión en 3D en China ha pasado de mil millones de yuanes (149 millones de dólares, 125 millones de euros) a más de 100.000 millones de yuanes (14.900 millones de dólares, 12.541 millones de euros)", contó a la AFP Luo Jun, presidente de la asociación nacional de profesionales de tecnologías de impresión 3D.


Avances tecnológicos

La impresión 3D llegó a China en la década de 1990, explicó Luo, gracias a que catedráticos de las universidades de Tsinghua y de Huazhong llevaron la tecnología desde Estados Unidos.
El desarrollo doméstico de esos métodos fue lento al principio, pero la industria se ha beneficiado del apoyo gubernamental.


El consejo estatal chino "Made in China 2025" incluye en su plan de desarrollo industrial la promoción de "nuevos avances en impresión 3D" como prioridad para el crecimiento para la próxima década.
Por su parte, para el ministerio de Ciencia y Tecnología la impresión 3D es uno de sus 13 proyectos prioritarios para la innovación tecnológica.


"La escala de la industria de la impresión 3D en China ha superado a las de Europa y Estados Unidos", dijo Luo.


La empresa de tecnología digital Xian Chizi lleva 10 años desarrollando su tecnología de diseño 3D, empleando una máquina estereolitográfica para imprimir réplicas digitales de artefactos históricos cuidadosamente construidas.


El proceso de diseño puede tomar entre uno y tres meses, mientras que la impresión puede requerir hasta varias semanas para las piezas más elaboradas.
Cuando se completa un prototipo, se empieza a producir en masa en una fábrica usando el mismo material -normalmente madera o cobre- que la reliquia en la que se basó.
"Nuestros clientes no compran nuestros productos por su aspecto de impresión 3D, pero ésta facilita las cosas", dijo Xi.


Por ejemplo, si un cliente decide que quiere un elefante de 80 centímetros en lugar de uno de 50 cm, solo es cuestión de programar las impresora 3D con esos parámetros.
La empresa de Xi también hace moldes impresos en 3D para los escultores que los usan como modelos de sus propias obras realizadas a mano.


El producto final -miniaturas pintadas vendidas por entre 20 y 500 yuanes (entre 3 y 74 dólares; 2,5 y 63 euros)- tiene mucho éxito entre los turistas que llegan a Xian, conocida como la más antigua de las cuatro grandes capitales imperiales de China.
Las figuritas se venden ahora en el mausoleo de Qin Shi Huang, el primer emperador chino, y sus Guerreros de terracota.


Gracias a la impresión 3D, los visitantes de esa sepultura del año 200 a.C. pueden irse con reproducciones exactas de los soldados en la palma de su mano.

martes, 1 de agosto de 2017

Bob y Alice cobran vida en Facebook y alertan

El programa de inteligencia artificial de Facebook, que lleva adelante negociaciones, comenzó a hablar en un lenguaje ininteligible y tomaba decisiones por sí solo.

En un momento los especialistas creyeron que se trataba de un error, pero luego llegaron a la conclusión de que, en realidad, la máquina había desarrollado su propio idioma y decidieron apagarla.

Los dos agentes virtuales, llamados Bob y Alice, hablaban sin sentido, pese a que fueron creados para llevar adelante conversaciones efectivas y prácticas.

Los expertos creen que el principal problema es que si ese nuevo sistema resulta imposible de comprender, se afectaría el futuro desarrollo de otras tecnologías. En síntesis, según Infobae, la máquina quedó fuera de control.

Empresas apuestan por robots sexuales con inteligencia artificial

Ya no es suficiente tener una muñeca sexual con los pechos abultados, delgada y con cuerpo tonificado. Ahora, los creadores de los robots han ido más allá.

Entre sus últimos inventos están las muñecas robot que tienen inteligencia artificial. Además, sus órganos sexuales son capaces de reproducir la temperatura que tienen los órganos de las personas y cuentan con la flexibilidad suficiente para poder realizar la mayoría de las posturas del Kamasutra. Existen tanto del género femenino como masculino.

Las tecnologías actuales permiten cubrir un molde con silicona que simula con gran realismo la piel humana, según la página especializada VICE.com. Sus precios oscilan entre los 5.000 y 15.000 dólares.

Para los expertos de la Fundación para la Robótica Responsable, sus objetivos son ayudar a las personas que tienen dificultades para mantener relaciones íntimas. Están aquellas que vivieron experiencias traumáticas, personas discapacitadas u hombres que sufren disfunción eréctil o eyaculación precoz. Sin embargo; no regular su actividad conlleva una serie de peligros y riesgos éticos, advierten expertos.

LOS MODELOS En España, se creó la primera muñeca sexual con inteligencia artificial. La empresa Abyss Creations, en EEUU, también avanza en esa línea con las Real Dolls, muñecas de silicona de tamaño natural y gran realismo. Serán lanzadas a fin de año. Su nombre será Harmony. Los robots podrán mover los ojos y hablar a través de una tableta conectada a una aplicación, de acuerdo con BBC Tecnología.

La compañía ya lanzó la aplicación para el celular, que permite a los usuarios programar estados de humor y voces para las muñecas. Puede ser malgeniada, iracunda o amorosa. Otra opción es la de la mujer celosa. Sus movimientos de cabeza, párpados y labios son un tanto burdos, y su conversación es aún limitada, reportó la revista especializada MDZ.

Samantha es otra robot sexual, también tiene inteligencia artificial, y es capaz de responder al afecto humano. Tiene tres modos de interacción: el familiar, el romántico y el sexual.

En Londres hay una iniciativa que causa alerta. Una empresa planea abrir una tienda con camareras robots que ofrecen a sus clientes cafés y felaciones. Barcelona ya tiene a las LumiDolls. Por alrededor de 80 dólares, precio promocional, el cliente podrá pasar una hora con la muñeca y cumplir sus fantasías. Hay cuatro modelos.

MÁS VARIEDADES La empresa True Companion comenzó a vender a Frigid Farrah, una muñeca preparada para recrear la escena sexual de una mujer que tiene en el rostro un gesto asustado, fruto del sometimiento. Sus creadores dijeron que el objetivo es permitir que cada uno pueda realizar sus sueños sexuales más privados.

La misma compañía ya ofreció con anterioridad un producto que fue muy cuestionado. Se trata de Young Yoko. “Oh... Tan joven, casi 18, y esperando a que le enseñes”, dice su descripción.

Otra muñeca que causa polémica es la de la empresa Trottla, fundada por el japonés Shin Takagi, un “pedófilo confeso” cuya compañía fabrica muñecas sexuales de niñas. En una entrevista al periódico The Atlantic dijo: “Estoy ayudando a la gente a expresar sus deseos de forma legal y ética. No merece la pena vivir si tienes que vivir con el deseo reprimido”.

En Canadá, el comprador de una de estas muñecas fue detenido en un aeropuerto y está acusado de posesión de pornografía infantil. Su caso que sigue en los tribunales. Mientras, en EEUU y otros países, este tipo de muñecas podrían ser legales, advierten diferentes instituciones.

En elmundo.es informaron que el sector de los robots factura más de 15.000 millones de dólares. También define la posibilidad de acostarse con un robot como robofilia. Se trata de una alternativa sexual que con el tiempo va ganando realismo. La práctica va ganando la curiosidad y está cada vez más presente en nuestro día a día.

Gabriel es para las mujeres

Gabriel es un muñeco hecho 100 por ciento de silicona con una apariencia muy realista, cuyo nombre hace un parangón al Arcángel Gabriel como “liberador del placer sexual de las mujeres”. La sexóloga inglesa Karley Sciortino, columnista sobre temas de sexualidad en Vogue y Vice, se encargó de documentar todo el proceso de creación del muñeco y ‘probarlo’ de primera mano, describiendo el órgano sexual de Gabriel como “increíblemente realista” con una textura casi tan suave y real como la piel de una persona.

Su precio promedio asciende a los 5.000 dólares.

El color de ojos, la piel, el cabello, la cantidad de vellos del cuerpo, contextura, el tamaño del miembro, entre otras características -e inclusive algunas excentricidades- son rasgos que las clientas eligen de acuerdo a sus preferencias.

Expertos hablan de los peligros de su uso

El aluvión de críticas a los creadores de estos robots sexuales sigue creciendo, según El Mundo.

La fundadora de la campaña Proyecto de Sexismo Diario Laura Bates encabeza las réplicas, asegurando en su columna de The New York Times que “la violación no es un acto de pasión sexual. Es un crimen de violencia” y que jamás se debería ofrecer a los violadores un escenario seguro para sus prácticas, del mismo modo que “tampoco hay que facilitarle las cosas a los asesinos entregándoles objetos realistas y sangrantes para apuñalar”. También se cuestionó el hecho de que estos androides disminuirán al mínimo la interacción entre las personas y arruinar su vida.

“Pueden convertir a las masas en maniacos adictos al sexo porque las máquinas nunca dirían que no”, explicó el investigador del Kirkwood College Joel Snell a Infobae.

El documento titulado “Nuestro futuro sexual con los robots”, alerta sobre el problema en el uso de robots sexuales que reproducen a niños. Establece que entre el 9 y 75 por ciento de las personas entrevistadas estaría dispuesta a tener sexo con estos androides.

Piden la creación de leyes internacionales. Todavía existe desacuerdo entre los expertos sobre si estos robots podrían prevenir crímenes sexuales, aunque la mayoría lo duda y cree que solo servirían para exacerbar los comportamientos que se intentan evitar.

La terapeuta María Eugenia Reatiga, psicóloga clínica con enfoque psicoanalítico, explicó a 20minutos.es, que una persona que use juguetes no necesariamente es fetichista.

“El uso de juguetes puede darse como un acto de creatividad. Lo insano del fetichismo es cuando prevalece por encima del interés por la vida sexual al servicio de la pareja, la necesidad de un objeto, y solo de este depende el erotismo. Es perjudicial cuando el deseo está ligado al objeto de manera predominante y exclusiva”, dijo en una entrevista en la página web de El Heraldo.



lunes, 31 de julio de 2017

Laboratorio permite dar forma a prototipos



Emprendedores de pequeñas, medianas y grandes empresas, además de estudiantes, pueden acudir al Laboratorio Municipal de Prototipado para plasmar sus ideas en prototipos para medir su posible impacto en el mercado y saber si tendrán éxito o no.

Inaugurado la semana pasada, el laboratorio es una alternativa a las prácticas tradicionales del prototipado: artesanos y microempresarios usan herramientas manuales para obtener el modelo de un producto a ser comercializado.

Con ese fin, la municipalidad de La Paz, apoyada por la Unión Europea (UE) equipó el espacio con un escáner 3D, dos impresoras 3D, un grabador y cortador láser, un plóter de corte, dos routers CNC (uno grande y otro pequeño que permiten cortar y tallar) y una impresora 3D pequeña.

“Apoyamos al emprendedor para que no haga grandes gastos en pruebas que tal vez no funcionen. Aquí podrán medir el éxito de un determinado producto o prototipo”, explica el secretario municipal de Desarrollo Económico, Sergio Siles.

El laboratorio tiene maquinaria de alta tecnología e industrial que permite diseñar modelos y/o prototipos en software o sistemas CAD (asistidos por computadora) o, a partir del escaneado de piezas reales, pasar los modelos en 3D.

Según Siles, de inicio el uso será gratuito. “Ameritará un proceso previo de capacitación y formación en el cual podremos elegir y evaluar las necesidades de cada uno de los demandantes”.

Este espacio costó 500.000 euros (unos 577.000 dólares) financiados por la Unión Europea.

“Los emprendedores interesados deben inscribirse en las plataformas de ‘Creación de Empresas de Emprendedores y de Aceleración’, allí se identificarán las necesidades, problemas y potenciales para generar innovaciones”, invita el jefe la Unidad de Emprendedurismo, Álvaro Medrano.

Para más información llame al 2650211.






Prótesis en impresora 3D abarata costos


Es como decorar una torta. La materia prima es un termoplástico y las 'manos' que mueven el material hasta darle la forma y volumen adecuados, son de la máquina. Esta receta tan sencilla es el procedimiento a través del cual funciona una impresora 3D, capaz de realizar réplicas de prótesis humanas a partir de un diseño hecho en computadora. Utilizada inicialmente en arquitectura o diseño industrial, la tecnología se aplica exitosamente en el área de la salud en Bolivia desde hace más de tres años.
En la actualidad, a instancias de representantes de la Fundación Sí se Puede, se proyecta masificar esta tecnología que permite abaratar los costos de producción y venta en un 93%. Para esto se recurrió a una alianza con la empresa de servicios de ingeniería Sawers, una de las primeras en aplicarla al campo médico en el país y con la organización Po Paraguay, con experiencia similar de varios años en el vecino país. Tal como se evidenció en un conversatorio realizado en la Utepsa y con apoyo de la dirección municipal de personas con discapacidad.

Tecnología para la salud
En el mercado, el precio estándar de una prótesis de mano está por encima de $us 1.500, mientras que utilizando una impresora 3D los costos están por debajo de los $us 100. "Estamos en etapa de masificación de máquinas 3D. Queremos que sea de uso cotidiano. Nosotros diseñamos y vendemos los equipos por un precio de $us 600", explicó Jhonny Chiri, representante de Sawers.
El ingeniero de producción en Po Paraguay, Mateo Acosta, destacó que su institución tiene experiencia en impresiones 3D aplicadas a la salud en su país. Señaló que su aporte al proyecto sería el brindar pautas en cuanto a la organización y gestión de recursos para ampliar el impacto que están logrando.
Creen que sí se puede
El presidente de la Fundación Sí se Puede, Gonzalo Viscarra, indicó que la organización de reciente creación comenzó por iniciativa de Fernando, su hijo de 14 años, que fue noticia por elaborar su propia en base a una impresión 3D. Apuntó que gracias al apoyo de instituciones consiguieron tres impresoras con la que ayudan a la gente de escasos recursos sin costo. Sin embargo, requieren ayuda de materiales para continuar.
“Es difícil empezar. Falta apoyo de empresas privadas o públicas que no le dan importancia al tema. Pero somos conscientes de que con perseverancia vamos a avanzar”, agregó.
De manera gratuita se entregó 12 prótesis en La Paz y Guayaramerín, entre otras ciudades.