jueves, 25 de agosto de 2016

Inventan bolso para la compradora compulsiva



Las compradoras compulsivas pueden encontrar un aliado para controlar sus gastos con iBag2, una bolsa de mano diseñada para evitar que "el consumidor dé rienda suelta a su ansia por las compras", según señalaron hoy sus creadores.

"iBag2 le recuerda a los usuarios de tarjetas que deben ejercer control sobre sus gastos, no caminar por la vida a ciegas, fijarse en el precio y en el balance bancario antes de hacer una compra", señaló a Efe Michel Hutchison, experta financiera del portal especializado finder.com., y que ha ideado el producto.

La bolsa tienen la misión de vigilar los consumos de las compradoras, para lo cual las usuarias fijan el máximo de dinero que quieren gastar y crean un sistema de alertas para evitar las tiendas o los comercios que no son necesarios o constituyen un punto débil según su historial de gastos.

Cada vez que la usuaria extrae su monedero el bolso emite una luz azul y vibraciones, para avisarle amablemente que esa compra es al mismo tiempo un gasto. Pero cuando se acerca a una zona o tienda "vulnerable", según las especificaciones programadas por la propia usuaria, la iBag2 se cierra automáticamente y de esta manera se ataja el peligro del gasto desenfrenado.

Hutchison explicó que en Estados Unidos 158.6 millones de personas tienen tarjetas de crédito y acumulan una deuda global de 960.800 millones de dólares. De esos consumidores, el 64 % realiza compras innecesarias cada mes.

La bolsa, desarrollada por un equipo de Colmac Robotics, una compañía ubicada en Irlanda, está dirigida al comprador que no tiene ningún control sobre sus gastos, carece de un presupuesto y exprime al máximo sus tarjetas de crédito.

Según un estudio de finder.com, un portal digital que ofrece comparaciones de productos financieros, la lista de estados con
mayor número de consumidores impulsivos la encabeza Nueva York, seguido de Nuevo México y Texas.

Hutchison señaló que la bolsa, que no tiene aún fecha de salida al mercado, "no es una solución a largo plazo" ya que no puede enseñar principios básicos que todo consumidor debe saber, como crear y atenerse a un presupuesto, o los factores que influyen en el historial crediticio.

Aunque es un bolso particular, no deja de ser un artículo estético de cuyo diseño se encargo Geova Rodríguez, un brasileño afincando en Nueva York. "Decidí hacer algo muy artístico, pero con un aire de alta
costura y con un estilo muy contemporánea", aseveró el diseñador a
Efe.

"La bolsa es tan efectiva como así lo elija el usuario", afirmó la especialista sobre la iBag2, cuyo precio de salida se prevé ronde
los 5.000 dólares, aunque si la demanda aumenta puede llegar a
costar 300 dólares, según indicó Hutchison.

Pilot, auricular inteligente traduce idiomas en tiempo real sin conexión a internet


3
Comentar

"Un mundo sin barreras idiomáticas", es el lema que eligió la compañía Waverly Labs para presentar su proyecto vanguardista: The Pilot. Se trata de un auricular que promete una verdadera revolución en lo que respecta a los traductores, ya que puede llegar a traducir hasta cuatro idiomas de manera simultánea y sin la necesidad de una conexión a Internet.

El funcionamiento es tan sencillo como sorprendente. Sólo habrá que vincular el audífono con una aplicación específica en el celular y seleccionar de una lista el idioma en que vamos a comunicarnos. Eso sí, todo aquel que participe de la conversación deberá llevar un Pilot, por lo que no será sencillo poder utilizarlo comúnmente en la calle.

En caso de que hubiera otra persona que no llegara a tener un auricular, ésta podría utilizar la aplicación por medio de un teléfono celular inteligente y así unirse a una conversación políglota.

Actualmente, los idiomas disponibles para la traducción son el inglés, español, francés e italiano de manera simultánea, pero se espera que poco a poco vaya incluyendo idiomas como alemán, hebreo, ruso y eslovaco. Es más, si el producto tiene éxito en el mercado se incluirán el hindú, árabe y algunas lenguas de Asia Oriental.

Andrew Ochoa, uno de los creadores del dispositivo, dijo: “se me ocurrió la idea de un traductor cuando conocí a una chica francesa”. Fue así como nació el concepto de crear o de perseguir un “mundo libre de las barreras del lenguaje”.

¿Y cómo funciona? El dispositivo utiliza micrófonos de cancelación dual de ruido para eliminar los sonidos del ambiente y poder captar lo dicho por las personas. Entonces, el discurso grabado pasa por una aplicación o app y por un sistema de reconocimiento del habla, sólo para ser traducido y sintetizado. Al final del proceso, la frase traducida pasa al oído. Esto sucede de manera simultánea y sin interrupciones, según aseguran sus creadores.

Empero, asegura Waverly Labs, al dispositivo le toma un par de segundos traducir una conversación, por lo que existe un ligero desfase temporal entre lo que se habla y lo que se traduce. En ese sentido, la empresa refiere que con el tiempo irá eliminando el pequeño retraso.

El paquete de Pilot incluirá dos audífonos (en rojo, blanco, o negro), un cargador portátil y una aplicación, donde se descargan los idiomas.

Pilot fue originalmente lanzado a través de la plataforma de lanzamiento para ideas creativas y empresariales Indiegogo. El estimado inicial de inversión para su creación rondaba los $us 75.000. Sin embargo, en tan sólo un mes, el proyecto recaudó cerca de un millón $us 559.291 donados por 6.911 patrocinadores.

Actualmente su costo ronda los $us 200 y ya está en preventa en línea.


Gadgets sobre ruedas

Bici eléctrica



Rubbe es un motor eléctrico portátil que se puede acoplar a cualquier tipo de bicicleta. Va colocado bajo el sillín, se monta y desmonta fácilmente. Se trata de un gadget que da más potencia a la rueda trasera pero sin desgastarla por la fricción. Puede alcanzar una velocidad de 25 kilómetros por hora sin pedalear.

Rueda orbital



Se trata de un sistema que se puede incorporar a cualquier bicicleta. GeoOrbital es una rueda orbital que no está conectada a un eje, sino que gira alrededor de un área vacía, en cuyo centro se colocaron los componentes necesarios para que funcione como un sistema de propulsión de vehículos. Será lanzado en febrero del año que viene. Alcanza una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora.

Para los ejercicios



RooDol es para los ciclistas que no pueden entrenar fácilmente en sitios no adaptados para ello. Se trata de un sistema de rodillos que convierte cualquier bicicleta en estática. Es cómodo de transportar y ocupa muy poco espacio. Funciona con una app de seguimiento que permite saber si se realiza el entrenamiento correctamente.


martes, 23 de agosto de 2016

Video Tatuaje inteligente para controlar el smartphone



Esta es la última tendencia en 'wearables': DuoSkin,un tatuaje temporal inteligente que permite controlar de forma remota el celular o compartir datos.

Funciona como interfaz para dispositivos electrónicos y los circuitos están cubiertos por una lámina de oro adherente que permite la conectividad inalámbrica.

Fue desarrollado por el MIT Media Lab e investigadores de Microsoft y será presentado el próximo mes. Mira el video colocado arriba de la publicación y descubre cómo funciona.

LA ERA DEL TODO conectado



Para funcionar, progresar y expandirse, el “Internet of Everything” (IoE) se valdrá de otras tecnologías, como la ‘computación en la Nube’ y el ‘Big Data’. “Mediante el IoE, además de las máquinas y robots en las fábricas, en nuestro hogar los electrodomésticos, la calefacción, las luces o la seguridad estarán conectados entre sí”, asegura Luis Lombardero, experto en Economía Digital.

“Internet de Todas las Cosas” ha llegado para quedarse. La interconexión masiva de objetos, servicios, máquinas y personas, por medio de las redes digitales, es cada vez más habitual y su desarrollo aumenta cada día.

“Internet de las Cosas”, un concepto que consiste en conectar los objetos y máquinas para que se integren e interactúen en la red, evoluciona hacia el “Internet de Todas las Cosas”, que radica en hacer los aparatos interconectados cada vez más inteligentes y conectarlos con las personas mediante dispositivos electrónicos, según comenta Luis Lombardero, experto en Economía Digital.

Cuando los costes de los sistemas de identificación por radio frecuencia (RFID) se redujeron, el uso de internet se popularizó y comenzaron a producirse sensores más pequeños, baratos y→ →con menor consumo de energía, se incrementó el interés por conectar objetos entre sí para manejarlos de forma remota, según Lombardero, doctor en Economía y Empresa.

Según este especialista, este paso se corresponde con el concepto de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que ha sido definido como "el mundo en el que cada objeto tiene una identidad virtual propia y capacidad potencial para integrarse e interactuar de manera independiente en la Red con cualquier otro individuo, ya sea una máquina o un humano”.

Hoy, dando un paso más, se habla de Internet de Todas las Cosas o IoE (Internet of Everything) para explicar “las posibilidades que ofrece añadir la conexión de objetos con personas a la ya existente conexión de objetos entre sí”, señala a EFE Lombardero, autor del libro ‘Trabajar en la era Digital’.

Para Lombardero la IoE, “es hacer todas las cosas más inteligentes para hacer la vida más fácil”.

Nube, “Big Data” y movilidad
Para funcionar, progresar y expandirse, el IoE se valdrá de otras tecnologías como la ‘computación en la Nube’, que permite acceder a la información desde cualquier lugar, de la movilidad que permiten los dispositivos electrónicos como ‘smartphones’ y ‘tablets’, y del ‘Big Data’ o procesamiento de grandes cantidades datos a enormes velocidades, según este experto.

“Mediante el IoE además de las máquinas y robots en las fábricas, en nuestro hogar los electrodomésticos, la calefacción, las luces o la seguridad estarán conectados entre sí”, asegura.

“Por otro lado, será habitual que las personas llevemos en nuestra vida diaria dispositivos ‘vestibles’, como gafas de realidad virtual o aumentada, pulseras con datos de salud, relojes inteligentes, ropa que regule nuestra temperatura o zapatos que nos ayuden a programar los recorridos”, de acuerdo a Lombardero.

El economista digital pone el ejemplo de una persona con una pulsera inteligente que podrá enviar instrucciones para gobernar el coche o su casa por medio de las aplicaciones de su celular.

“A esta persona el móvil (celular) le servirá para conocer la posición geográfica de su coche, para no perderlo, abrirlo, marcar las rutas en el GPS y, en un futuro muy cercano, para llamarlo y que acuda a buscarle o enviarle a aparcar, entre otras muchas utilidades que se irán incorporando a los automóviles”, señala.

A través del móvil este usuario “podrá programar las aplicaciones de hogar digital que tenga en su casa, tener información sobre su seguridad doméstica y cambiar la programación de la calefacción si va a llegar antes de lo habitual”, adelanta.

“Todo ello funcionará por medio de sensores y actuadores (pequeños motores y mecanismos) conectados por redes inalámbricas que conectarán los objetos entre sí y con la persona, quien utilizará la pulsera digital como un mando a distancia para su gestión”, explica a EFE.

Un cambio radical
Según Lombardero, la IoE afectará a las personas en todo su entorno y, en poco tiempo, esta tecnología será de uso general, como lo ha sido hasta el momento la electricidad, cuyas infraestructuras, presentes en todas las ciudades y domicilios, también podrían servir de soporte para la interconexión digital.

La investigación en la tecnología sin cables está dando muy buenos resultados y, por ejemplo, en la ciudad estadounidense de Los Ángeles se están colocando farolas con bombillas LED que, además de iluminar, suministran wifi a los ciudadanos, y en otras ciudades se están utilizando ese tipo de farolas para ofrecer servicios, como el suministro de energía para la recarga del coche eléctrico, según relata el experto.

“En algunos centros comerciales se están usando las bombillas LED para seguir el recorrido de los clientes y enviarles notificaciones sobre ofertas y promociones a sus móviles, mientras que muchas aplicaciones domóticas (automatización de la vivienda) utilizan los campos electromagnéticos para manejar, sin cables, los sistemas de control del domicilio”, indica.

“En cuanto a las oficinas, los muebles inteligentes nos permitirán prescindir del cableado tradicional para alimentar los ordenadores o cargar los móviles y, por medio de la tecnología Anywire de transmisión de datos por red eléctrica, se conseguirá minimizar el cableado de los dispositivos integrados y las estanterías se organizarán a sí mismas”, apunta Lombardero.

“En el domicilio podremos conectar y controlar “todas las cosas” y las ciudades se transformarán volviéndose cada vez más inteligentes e interconectadas, al igual que las redes de electricidad y las industrias”, señala.

Lombardero destaca que la industria del automóvil ha iniciado la transformación de los vehículos, “incorporando sensores que ofrecen servicios digitales como conectividad a Internet, manos libres con reconocimiento de voz, contacto directo con el taller en caso de avería, geolocalización en caso de accidente o radares que indican la cercanía de otros coches si nos salimos del carril”.

Nuevas tecnologías
Para Lombardero, la transformación que producirán en la vida de las personas la 'IoT’ y su evolución la ‘IoE', será mucho más profunda que lo que ahora se supone.

Para comprobar esta transformación global, presentamos algunos ejemplos de empresas y trabajos que desarrollan en esa línea.

La compañía CyberLightning (cyberlightning.com), con sede central en Finlandia, desarrolla el sistema Fi-Ware que permite la visualización en 3D de distintas redes integradas al IoT, como las ciudades, industrias y redes eléctricas de energía eólica, todas ellas inteligentes.

Los investigadores de Sintef ICT (www.sintef.no), una importante empresa Noruega, desarrollan aplicaciones que permiten recargar los coches con electricidad de origen solar y que estos transfieran parte de esa electricidad almacenada a la casa o a la red eléctrica pública.

Otro ejemplo lo ofrece la compañía Pacific Controls (www.pacificcontrols.net) en Emiratos Árabes Unidos, y la Universidad Tecnológica de Viena (Austria) (http://www.tuwien.ac.at), donde diseñan sistemas para ahorrar energía mediante la comunicación automática entre dispositivos electrónicos, ordenadores y redes eléctricas.

También siguen esta tendencia investigadores de la universidad alemana de Ruhr-Bochum (www.ruhr-uni-bochum.de), dirigidos por el doctor Thorsten Holz, quienes perfeccionan los sistemas de seguridad de los electrodomésticos y otros aparatos conectados a Internet en el ámbito doméstico.

Otro último ejemplo lo aporta la plataforma “en la Nube” IBM Watson (http://www.ibm.com/internet-of-things) en EEUU, que permitirá conectar y monitorizar a distancia las escaleras mecánicas, ascensores, puertas y torniquetes instalados por la empresa de Finlandia Kone (www.kone.com) en todo el mundo.






lunes, 22 de agosto de 2016

Google se prepara para el hogar inteligente

En la actualidad tenemos distintos dispositivos móviles que se les dice inteligentes: televisores inteligentes, relojes inteligentes y varios objetos más de uso diario, el nuevo reto de las empresas tecnológicas es convertir en inteligente nuestra casa.

Google es una de las empresas que trabaja para hacer posible el hogar inteligente. La compañía norteamericana ha presentado una serie de patentes en las que se puede ver cómo la empresa integraría una serie de sensores en algunas partes del baño para controlar nuestra salud.

La empresas tecnológicas llevan muchos años “volviendo inteligentes” a muchos de los objetos que utilizamos habitualmente, otro claro ejemplo es el internet de las cosas, donde objetos de uso cotidiano pueden ser conectados a la red de internet para intercambiar información.

Muchos usuarios estamos ya acostumbrados a utilizar smartphones y televisores que incluyen algún sistema operativo, y últimamente empezamos a llevar los llamados wereables, o tecnología para llevar. También los electrodomésticos empiezan a ofrecer algunas funciones que los convierten en más inteligentes. Sin embargo, todavía queda mucho camino por recorrer para que tengamos casas realmente inteligentes. Si bien es cierto que la domótica es un buen comienzo, Google parece querer ir más allá.

La compañía de Mountain View ha presentado una serie de patentes que describen un baño inteligente que nos ayudará a cuidar nuestra salud. La compañía propone instalar una serie de sensores situados en diferentes partes del baño, como el asiento del inodoro, la alfombra del baño, la bañera o el espejo, para ayudarnos a tener un mayor control del seguimiento de nuestra salud.

Por ejemplo, la patente describe alfombras de baño con sensores que serían capaces de medir el ritmo cardíaco a través de patrones eléctricos del cuerpo. Otra aplicación que podemos ver en la patente presentada por Google es un espejo con cámara incorporada, la cual sería capaz de detectar cosas como variaciones de color de la piel. La patente muestra, incluso, como la compañía pretendería colocar sensores en el inodoro, los cuales serían capaces de detectar la presión arterial. También podemos ver en los dibujos que acompañan a la patente como se colocarían algunos sensores en la bañera, creando así una bañera con ultrasonidos que podría realizar ecografías. Además de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, la compañía asegura que podrían utilizarse sensores también para monitorizar el sistema nervioso, endocrino y los sistemas musculares.

La información recogida por todos estos sensores se enviaría a nuestro smartphone y desde este se podría enviar directamente a nuestro centro médico, incluso pudiendo lanzar una alerta si alguno de los datos recopilados muestra una emergencia. Google asegura que estos sensores podrían proporcionar datos mucho más valiosos que los que se pueden obtener en una consulta médica, ya que el registro se realizaría todos los días en lugar de una vez cada varios meses.

Como es lógico, que se presente una patente no quiere decir que finalmente se convierta en un producto final. Las compañías tecnológicas están desarrollando constantemente nuevas ideas, pero no todas llegan a convertirse en productos a la venta.

Prótesis para niños con gadgets y reproductores de música


En Rusia hay 65.000 demandas de prótesis de extremidades superiores al año y solamente consiguen una el 14% de los demandantes, según estimaciones de la Agencia de Iniciativas Estratégicas.

En cuanto a los niños, la situación es aún más complicada, ya que los menores de 12 años tienen que entrenar el antebrazo lesionado para que no se atrofie. Para ello reciben prótesis cosméticas, que son incómodas de usar y dificultan la adaptación en escuela o cualquier colectivo.

El fundador de la empresa “Motórika”, Iliá Chej, ha desarrollado nuevos tipos de prótesis para estas personas. Son de brillantes colores y cuentan con soportes para gadgets como punteros láser, reproductores de música, celulares y cuerdas para saltar. Los desarrolladores creen que este “componente lúdico” permite al niño discapacitado socializarse más rápidamente.

Según el director general del servicio médico ONDOC, Alexander Konstantínov, Motórika ha conseguido un producto que va más allá de lo habitual porque ha habido una implicación emocional en el proceso.

La mayoría de las prótesis para niños son el molde de una parte de la extremidad superior que tienen objetivos puramente prácticos y cosméticos. Hay dos tipos de prótesis funcionales: las de tracción y las biónicas.

Las primeras permiten al niño hacer un agarre con su propio esfuerzo y cuestan entre 760 y 2.000 dólares.

Las prótesis biónicas funcionan mediante sensores. Convierten en movimiento los impulsos eléctricos producidos durante la contracción de los músculos. Son mucho más caras, el precio oscila entre 19.000 y 38.000 dólares y no se pueden conseguir en Rusia. Así que solamente unas decenas de niños rusos pueden permitírselo, en su mayoría gracias a fundaciones benéficas.

El graduado en robótica, Iliá Chej vio en internet un pedido de la empresa “Can-Touch.ru”, especializada en impresión industrial en 3D. La empresa buscaba producir unas prótesis para niños, dentro de un programa benéfico, y decidió participar.

“Hemos desarrollado para ellos la primera parte de la prótesis. La imprimimos, la creamos y, tras hablar con pacientes y doctores, nos dimos cuenta de que la falta de prótesis de alta calidad es un verdadero problema para los pacientes jóvenes”, afirma Iliá Chej.

La tecnología de producción es bastante sencilla: se aglutina polvo blanco de poliamida bajo un láser. El precio de la prótesis oscila desde los 900 y 1.300 dólares.

En 2015 Iliá Chej certificó las prótesis de tracción para niños KIBI. El nombre se deriva del diminutivo de cíborg. Actualmente Motórika cuenta con seis productos en diferentes soportes. En octubre los ingenieros desarrollaron para Anya, una niña de siete años que vive en el krái de Krasnodar, una prótesis con dos soportes: una cuerda para saltar y un reproductor MP3.

“Hoy en día las personas se expresan a través de su apariencia, y las prótesis no son una excepción, – dice Iliá Chej. – Esta de moda parcialmente ser un cíborg y los niños pueden aprovecharlo cuando juegan o charlan con gente de su edad.”

“Para los niños, KIBI es una oportunidad para socializarse fácilmente y sentirse seguros al estar con otros niños, - cree Alexander Konstantínov. – La singularidad del producto y su precio competitivo contribuyen a la posible salida al mercado internacional”.

Fuente: Russia Beyond The Headlines